Hablemos el lenguaje de las flores

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 3 Abr 2009 - 2:02



Cómo nacieron las flores - Leyenda Tehuelche

Hace mucho, muchísimo tiempo, las plantas aún no tenían flores. En ese entonces vivía en el sur una bella niña tehuelche[2] llamada Kospi, de suaves cabellos y dulces ojos negros. Una tarde de tormenta, cuando el fulgor del relámpago iluminaba todos los rincones de la tierra, Karut (el trueno), la contempló asomada a la entrada del Kau (toldo) de sus padres.


La vio tan hermosa, que a pesar de que él era rústico, hosco y bruto, se enamoró locamente de ella. Ante el temor de que la linda niña lo rechazara, la raptó y huyó lejos, retumbando sobre el cielo, hasta desaparecer de la vista de los aterrados padres de la chica. Al llegar a la alta y nevada cordillera, la escondió en el fondo de un glaciar. Encerrada allí, fue tanto el dolor y la pena que sintió que de a poco fue enfriándose hasta que se convirtió en un témpano de hielo, fundiéndose con el resto del glaciar.
Tiempo después, Karut quiso visitarla y al comprobar su desaparición, se enfureció terriblemente lanzando bramidos de desesperación. Tanto ruido rodó hasta el océano y atrajo muchas nubes que empezaron a llover y llover sobre el glaciar hasta derretirlo completamente. Así, Kospi se transformó en agua y corrió de prisa montaña abajo en torrente impetuoso. Luego se deslizó por los verdes valles y empapó la tierra.
Al llegar la primavera, su corazón sintió ansias de ver la luz, de sentir la cálida caricia del viento y de extasiarse contemplando el cielo estrellado por las noches. Trepó despacio por la raíz y tallo de las plantas y asomó su preciosa cabecita en las puntas de las ramas, bajo la forma de coloridos pétalos. Habían nacido las flores. Entonces todo fue más alegre y bello en el mundo. Por ese motivo es que los tehuelches llamaron Kospi a los pétalos de las flores.

leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Cantidad de envíos : 1064
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 3 Abr 2009 - 2:26

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Vie 3 Abr 2009 - 4:56

leydygata escribió:Cómo nacieron las flores - Leyenda Tehuelche

Hace mucho, muchísimo tiempo, las plantas aún no tenían flores. En ese entonces vivía en el sur una bella niña tehuelche llamada Kospi, de suaves cabellos y dulces ojos negros. Una tarde de tormenta, cuando el fulgor del relámpago iluminaba todos los rincones de la tierra, Karut (el trueno), la contempló asomada a la entrada del Kau (toldo) de sus padres.

La vio tan hermosa, que a pesar de que él era rústico, hosco y bruto, se enamoró locamente de ella. Ante el temor de que la linda niña lo rechazara, la raptó y huyó lejos, retumbando sobre el cielo, hasta desaparecer de la vista de los aterrados padres de la chica. Al llegar a la alta y nevada cordillera, la escondió en el fondo de un glaciar. Encerrada allí, fue tanto el dolor y la pena que sintió que de a poco fue enfriándose hasta que se convirtió en un témpano de hielo, fundiéndose con el resto del glaciar.
Tiempo después, Karut quiso visitarla y al comprobar su desaparición, se enfureció terriblemente lanzando bramidos de desesperación. Tanto ruido rodó hasta el océano y atrajo muchas nubes que empezaron a llover y llover sobre el glaciar hasta derretirlo completamente. Así, Kospi se transformó en agua y corrió de prisa montaña abajo en torrente impetuoso. Luego se deslizó por los verdes valles y empapó la tierra.
Al llegar la primavera, su corazón sintió ansias de ver la luz, de sentir la cálida caricia del viento y de extasiarse contemplando el cielo estrellado por las noches. Trepó despacio por la raíz y tallo de las plantas y asomó su preciosa cabecita en las puntas de las ramas, bajo la forma de coloridos pétalos. Habían nacido las flores. Entonces todo fue más alegre y bello en el mundo. Por ese motivo es que los tehuelches llamaron Kospi a los pétalos de las flores.

Muy bonita la historia Leydygata.

Un beso.
avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Dom 5 Abr 2009 - 8:21






La leyenda del jazmin


La princesa tenía un jazmín que vivía con su mismo aliento. Se lo había regalado la luna.
La princesa tenía ocho o nueve años pero nunca la habían dejado salir sola del palacio. Y tampoco la llevaban donde ella quería.
Un día le dijo a su flor:
- Jazmín, yo quiero ir a jugar con la hija del carbonero sin que nadie lo sepa.
- Ve, niña, si así lo quieres. Yo te guardaré la voz mientras vuelves.
La niña salió dando saltos. El carbonero vivía al principio del bosque.
Pronto la Reina echó de menos a su hija y la llamó:
- Margarita, ¿dónde estás?
- Aquí, mamá -dijo el Jazmín imitando la voz de la princesa.

Pasó un rato y la Reina volvió a llamar:

- Margarita, ¿dónde estás?
- Aquí, mamá -contestó el Jazmín.
El principito, hermano de Margarita, llegó del jardín. Era mayor que su hermana y ya cuidaba de ella.
- Mamá ¿no está Margarita?
- Claro que sí hijo.
- Pero su hermano, insistió ¿Dónde?
La Reina llamó a su hija y el jazmín contestó como siempre. El príncipe se dirigió al lugar de donde venía la voz pero no vio a nadie. La Reina repitió la llamada y el jazmín contestó. Pero pudieron comprobar que la niña no estaba, ni allí ni en ninguna parte.
Avisaron al Rey. Vinieron los cortesanos. Llegaron los guardias y los criados. Todo el palacio se puso en movimiento. Había que encontrar a la niña. La gente corría de un lado para otro en medio de la mayor confusión. La Reina lloraba. El Rey se jalaba los cabellos.
La Reina volvió a llamar esperanzada.
- Margarita, ¿dónde estás, hija?
- Aquí, mamá.
Se dieron cuenta de que la voz salía de la flor. El Rey dijo que echaran el jazmín al fuego porque debía estar embrujado; pero la princesa llegó a tiempo para recogerlo.
Su hermano le dijo autoritario:
- ¡Entrega esa flor!
- ¡No la doy! Es mi jazmincito. Me lo regaló la luna. -Y lo apretó contra el pecho.
- Una flor que habla tiene que estar hechizada -dijo un palaciego.
- No se las voy a dar.
El Rey ordenó:
- Quitadle la flor a la fuerza.
Y la niña, rápidamente, se la tragó. El jazmín, no se sabe cómo, se le aposentó en el corazón. Allí lo sentía la niña.
Todos lloraban porque decían que la princesa se había tragado un misterio. Y que vendrían muchos males para ella y al Reino. Pero no. Sólo que, a la Princesa Margarita , se le quedó para toda la vida la voz perfumada.

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Dom 5 Abr 2009 - 8:45




El elfo del rosal


Un cuento de Hans Christian Andersen

En el centro de un jardín crecía un rosal, cuajado de rosas, y en una de ellas, la más hermosa de todas, habitaba un elfo, tan pequeñín, que ningún ojo humano podía distinguirlo. Detrás de cada pétalo de la rosa tenía un dormitorio. Era tan bien educado y tan guapo como pueda serlo un niño, y tenía alas que le llegaban desde los hombros hasta los pies. ¡Oh, y qué aroma exhalaban sus habitaciones, y qué claras y hermosas eran las paredes! No eran otra cosa sino los pétalos de la flor, de color rosa pálido.
Se pasaba el día gozando de la luz del sol, volando de flor en flor, bailando sobre las alas de la inquieta mariposa y midiendo los pasos que necesitaba dar para recorrer todos los caminos y senderos que hay en una sola hoja de tilo. Son lo que nosotros llamamos las nervaduras; para él eran caminos y sendas, ¡y no poco largos! Antes de haberlos recorrido todos, se había puesto el sol; claro que había empezado algo tarde.
Se enfrió el ambiente, cayó el rocío, mientras soplaba el viento; lo mejor era retirarse a casa. El elfo echó a correr cuando pudo, pero la rosa se había cerrado y no pudo entrar, y ninguna otra quedaba abierta. El pobre elfo se asustó no poco. Nunca había salido de noche, siempre había permanecido en casita, dormitando tras los tibios pétalos. ¡Ay, su imprudencia le iba a costar la vida!
Sabiendo que en el extremo opuesto del jardín había una glorieta recubierta de bella madreselva cuyas flores parecían trompetillas pintadas, decidió refugiarse en una de ellas y aguardar la mañana.
Se trasladó volando a la glorieta. ¡Cuidado! Dentro había dos personas, un hombre joven y guapo y una hermosísima muchacha; sentados uno junto al otro, deseaban no tener que separarse en toda la eternidad; se querían con toda el alma, mucho más de lo que el mejor de los hijos pueda querer a su madre y a su padre.
- Y, no obstante, tenemos que separarnos -decía el joven­ Tu hermano nos odia; por eso me envía con una misión más allá de las montañas y los mares. ¡Adiós, mi dulce prometida, pues lo eres a pesar de todo!
Se besaron, y la muchacha, llorando, le dio una rosa después de haber estampado en ella un beso, tan intenso y sentido, que la flor se abrió. El elfo aprovechó la ocasión para introducirse en ella, reclinando la cabeza en los suaves pétalos fragantes; desde allí pudo oír perfectamente los adioses de la pareja. Y se dio cuenta de que la rosa era prendida en el pecho del doncel. ¡Ah, cómo palpitaba el corazón debajo! Eran tan violentos sus latidos, que el elfo no pudo pegar el ojo.
Pero la rosa no permaneció mucho tiempo prendida en el pecho. El hombre la tomó en su mano, y, mientras caminaba solitario por el bosque oscuro, la besaba con tanta frecuencia y fuerza, que por poco ahoga a nuestro elfo. Éste podía percibir a través de la hoja el ardor de los labios del joven; y la rosa, por su parte, se había abierto como al calor del sol más cálido de mediodía.
Acercóse entonces otro hombre, sombrío y colérico; era el perverso hermano de la doncella. Sacando un afilado cuchillo de grandes dimensiones, lo clavó en el pecho del enamorado mientras éste besaba la rosa. Luego le cortó la cabeza y la enterró, junto con el cuerpo, en la tierra blanda del pie del tilo.
- Helo aquí olvidado y ausente -pensó aquel malvado-; no volverá jamás. Debía emprender un largo viaje a través de montes y océanos. Es fácil perder la vida en estas expediciones, y ha muerto. No volverá, y mi hermana no se atreverá a preguntarme por él.
Luego, con los pies, acumuló hojas secas sobre la tierra mullida, y se marchó a su casa a través de la noche oscura. Pero no iba solo, como creía; lo acompañaba el minúsculo elfo, montado en una enrollada hoja seca de tilo que se había adherido al pelo del criminal, mientras enterraba a su víctima. Llevaba el sombrero puesto, y el elfo estaba sumido en profundas tinieblas, temblando de horror y de indignación por aquel abominable crimen.
El malvado llegó a casa al amanecer. Quitóse el sombrero y entró en el dormitorio de su hermana. La hermosa y lozana doncella, yacía en su lecho, soñando en aquél que tanto la amaba y que, según ella creía, se encontraba en aquellos momentos caminando por bosques y montañas. El perverso hermano se inclinó sobre ella con una risa diabólica, como sólo el demonio sabe reírse. Entonces la hoja seca se le cayó del pelo, quedando sobre el cubrecamas, sin que él se diera cuenta. Luego salió de la habitación para acostarse unas horas. El elfo saltó de la hoja y, entrándose en el oído de la dormida muchacha, contóle, como en sueños, el horrible asesinato, describiéndole el lugar donde el hermano lo había perpetrado y aquel en que yacía el cadáver. Le habló también del tilo florido que crecía allí, y dijo: «Para que no pienses que lo que acabo de contarte es sólo un sueño, encontrarás sobre tu cama una hoja seca».
Y, efectivamente, al despertar ella, la hoja estaba allí.
¡Oh, qué amargas lágrimas vertió! ¡Y sin tener a nadie a quien poder confiar su dolor!
La ventana permaneció abierta todo el día; al elfo le hubiera sido fácil irse a las rosas y a todas las flores del jardín; pero no tuvo valor para abandonar a la afligida joven. En la ventana había un rosal de Bengala; instalóse en una de sus flores y se estuvo contemplando a la pobre doncella. Su hermano se presentó repetidamente en la habitación, alegre a pesar de su crimen; pero ella no osó decirle una palabra de su cuita.
No bien hubo oscurecido, la joven salió disimuladamente de la casa, se dirigió al bosque, al lugar donde crecía el tilo, y, apartando las hojas y la tierra, no tardó en encontrar el cuerpo del asesinado. ¡Ah, cómo lloró, y cómo rogó a Dios Nuestro Señor que le concediese la gracia de una pronta muerte!
Hubiera querido llevarse el cadáver a casa, pero al serle imposible, cogió la cabeza lívida, con los cerrados ojos, y, besando la fría boca, sacudió la tierra adherida al hermoso cabello.
- ¡La guardaré! -dijo, y después de haber cubierto el cuerpo con tierra y hojas, volvió a su casa con la cabeza y una ramita de jazmín que florecía en el sitio de la sepultura.
Llegada a su habitación, cogió la maceta más grande que pudo encontrar, depositó en ella la cabeza del muerto, la cubrió de tierra y plantó en ella la rama de jazmín.
- ¡Adiós, adiós! -susurró el geniecillo, que, no pudiendo soportar por más tiempo aquel gran dolor, voló a su rosa del jardín. Pero estaba marchita; sólo unas pocas hojas amarillas colgaban aún del cáliz verde.
- ¡Ah, qué pronto pasa lo bello y lo bueno! -suspiró el elfo. Por fin encontró otra rosa y estableció en ella su morada, detrás de sus delicados y fragantes pétalos.
Cada mañana se llegaba volando a la ventana de la desdichada muchacha, y siempre encontraba a ésta llorando junto a su maceta. Sus amargas lágrimas caían sobre la ramita de jazmín, la cual crecía y se ponía verde y lozana, mientras la palidez iba invadiendo las mejillas de la doncella. Brotaban nuevas ramillas, y florecían blancos capullitos, que ella besaba. El perverso hermano no cesaba de reñirle, preguntándole si se había vuelto loca. No podía soportarlo, ni comprender por qué lloraba continuamente sobre aquella maceta. Ignoraba qué ojos cerrados y qué rojos labios se estaban convirtiendo allí en tierra. La muchacha reclinaba la cabeza sobre la maceta, y el elfo de la rosa solía encontrarla allí dormida; entonces se deslizaba en su oído y le contaba de aquel anochecer en la glorieta, del aroma de la flor y del amor de los elfos; ella soñaba dulcemente. Un día, mientras se hallaba sumida en uno de estos sueños, se apagó su vida, y la muerte la acogió, misericordiosa. Encontróse en el cielo, junto al ser amado.
Y los jazmines abrieron sus blancas flores y esparcieron su maravilloso aroma característico; era su modo de llorar a la muerta.
El mal hermano se apropió la hermosa planta florida y la puso en su habitación, junto a la cama, pues era preciosa, y su perfume, una verdadera delicia. La siguió el pequeño elfo de la rosa, volando de florecilla en florecilla, en cada una de las cuales habitaba una almita, y les habló del joven inmolado cuya cabeza era ahora tierra entre la tierra, y les habló también del malvado hermano y de la desdichada hermana.
- ¡Lo sabemos -decía cada alma de las flores-, lo sabemos! ¿No brotamos acaso de los ojos y de los labios del asesinado? ¡Lo sabemos, lo sabemos! -. Y hacían con la cabeza unos gestos significativos.
El elfo no lograba comprender cómo podían estarse tan quietas, y se fue volando en busca de las abejas, que recogían miel, y les contó la historia del malvado hermano, y las abejas lo dijeron a su reina, la cual dio orden de que, a la mañana siguiente, dieran muerte al asesino.
Pero la noche anterior, la primera que siguió al fallecimiento de la hermana, al quedarse dormido el malvado en su cama junto al oloroso jazmín, se abrieron todos los cálices; invisibles, pero armadas de ponzoñosos dardos, salieron todas las almas de las flores y, penetrando primero en sus oídos, le contaron sueños de pesadilla; luego, volando a sus labios, le hirieron en la lengua con sus venenosas flechas. - ¡Ya hemos vengado al muerto! -dijeron, y se retiraron de nuevo a las flores blancas del jazmín.
Al amanecer y abrirse súbitamente la ventana del dormitorio, entraron el elfo de la rosa con la reina de las abejas y todo el enjambre, que venía a ejecutar su venganza.
Pero ya estaba muerto; varias personas que rodeaban la cama dijeron: - El perfume del jazmín lo ha matado.
El elfo comprendió la venganza de las flores y lo explicó a la reina de las abejas, y ella, con todo el enjambre, revoloteó zumbando en torno a la maceta. No había modo de ahuyentar a los insectos, y entonces un hombre se llevó el tiesto afuera; mas al picarle en la mano una de las abejas, soltó él la maceta, que se rompió al tocar el suelo.
Entonces descubrieron el lívido cráneo, y supieron que el muerto que yacía en el lecho era un homicida.
La reina de las abejas seguía zumbando en el aire y cantando la venganza de las flores, y cantando al elfo de la rosa, y pregonando que detrás de la hoja más mínima hay alguien que puede descubrir la maldad y vengarla.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Dom 5 Abr 2009 - 9:02

avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 6 Abr 2009 - 1:51





Salí de viaje hacia el mundo de las flores, me habían hablado de ellas, perfumadas, hermosas, coloridas y olorosas. En mi corazón un revuelo de mariposas bailaba una danza estridente, era por la emoción, ante mis ojos todas lucirían radiantes y bellas.
Mi cuerpo tembló, mi mente se nubló, que fué lo qué pasó …la Tierra estaba muerta , se llevaron las flores, arrancaron de raiz para usar de ornamentos. Como odio los jarrones, los ramos y los centros .
La Naturaleza muerta de poco nos puede servir. Poco a poco la estamos matando, ¿ para qué ? -para usarla de adorno.

Arrancar una flor del lugar que nace es como arrancar un hijo de los brazos de su madre.



Esto mismo que pasa con las flores, pasa con las mujeres. Hay quien las utiliza como simple elemento ornamental y haciendo esto desechan y arrancan su interior, que es donde se encuentra, su auténtica naturaleza. En la mayoría de los casos, más bella de lo que se ve a simple vista. La mayoría de los hombres, no se dan cuenta, de que la belleza exterior se marchita con el tiempo, mientras que la belleza interior dura toda una vida.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 6 Abr 2009 - 14:29





EL JARDIN DEL ARCO IRIS "Erase una vez un jardin de flores multicolores llamado " El jardin del Arco Iris ". En el todo era alegría, color y abundancia. Los rayos de sol hacían carrera para llegar allí los primeros, el agua fluía sin cesar entre los tallos, los pájaros trinaban y las mariposas jugaban aleteando entre la hierba. En un jardín así era imposible encontrar una flor mustia.
Al otro lado de la valla que rodeaba este jardín, se encontraba el llamado "Jardín del Color Gris". En él apenas había rastro de los rayos de sol, escaseaba el agua y ningún animal lo visitaba, de modo que sus flores crecían grises y sin apenas fuerzas. Las flores grises siempre miraban al maravilloso "Jardín del Arco Iris" y se preguntaban si quizás alguna vez podrían ellas disfrutar de esa luz, de ese agua, de tanta alegría.
Un día una florecita gris quiso alcanzar el jardín vecino y , para ello, arrancó su raíz de la tierra. Con gran esfuerzo, se arrastró hasta lograr llegar al otro jardín. Entró y buscó un lugar para plantar su raíz. En eso estaba cuando las flores multicolores se dieron cuenta de la presencia de la flor gris. Todas se miraron extrañadas y enseguida se dijeron unas a las otras:
- ¿Que descarada?
- ¿Que se ha creido?
- ¡ No pensará venirse aquí a vivir!
- ¡ Su color es horroroso! No podemos permitir que se quede aquí. Si lo hacemos, las otras flores seguirán su ejemplo y estropearán nuestro jardín.
La pobre flor gris les pedía entre sollozos:
-" Dejadme estar aqui, por favor. Yo necesito solamente un poquito de agua y además os prometo que no os quitaré ningún rayo de sol que os pertenezca".
- ¡ No, no, no, de ningún modo!, dijeron las flores de colores. ¿ Es que acaso no ves lo hermosas que somos? Si te quedas, solo conseguiras estropear nuestro jardín.
La florecita gris estaba a punto de volver a su jardín cuando una pequeña violeta alzó su misnucula voz y dijo: " Dejadla en paz. ¿Porque os molesta tanto? Ella solo quiere hacer lo mismo que hacemos nosotras cada día, vivir feliz y disfrutar de lo que nos ha dado nuestra madre naturaliza. Si tanto os incomoda, yo le haré un hueco junto a mí. Ven amiga mía, y quedate a mi lado".
Muy agradecida, la flor gris se acercó a la violeta y echó raíces. Las dos crecieron juntas y se convirtieron en las mejores amigas del jardín. Durante el día, jugueteaban con los rayos del sol, con el agua y con las mariposas. Inventaban canciones con los pajaros y se reían si algún insecto les hacía cosquillas en sus pétalos. Cuando el sol se iba, se contaban historías una a la otra. Y de vez en cuando comentaban lo mucho que habían aprendido a quererse.
Las otras flores las miraban y escuchaban y tenían un extraño sentimiento de envidia y poco a poco estas flores envidiosas se iban poniendo cada vez mas mustias.
Las dos amigas estaban preocupadas por las demas flores, hasta que un día se les ocurrió una idea: que estas flores necesitaban tener una amiga. Llamaron a la puerta del Jardin del Color Gris e invitaron a las flores grises al Jardín del Arco Iris. Pronto se fueron conociendo y cada una de las flores de colores le hicieron un hueco a una de las grises y las flores de colores aprendieron a jugar y divertirse.
Lo mas importante es que aprendieron a compartir todo lo que tenían, aprendieron a querer y aprendieron a apreciar todo aquello que fuera diferente. Todas las flores recuperaron su belleza y el Jardín del Arco Iris tuvo en sus flores un nuevo color: el color gris. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.
Espero que os haya gustado, y se den cuenta de que todas las personas aunque sean de distinto color, somos iguales y tenemos que aprender a convivir y a compartir, y asi seremos mas felices.
Muchas gracias a los que me leeis, que cada vez sois mas, y me siento orgullosa de haber encontrado este foro y conocer gente buena, buenas noches amigos.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Miér 8 Abr 2009 - 1:34





FLORIFAGIA (un cuento extraño)


Estaba harta del niño de cara traviesa y orejas puntiagudas que siempre la miraba desde el espejo, a veces aprobatoriamente, otras con franco disgusto en sus ojos de verde inquietante. ¡A la mierda con el niño! dejò de mirar el espejo para no encontràrselo y se dedicò a sus cultivos de flores. Era éste un pasatiempo que había llegado a su vida sin querer, en una ocasión una hermosa orquídea habia irrumpido la aridez del jardín trasero con su espectacular belleza y deliciosas variaciones de rojo, tal vez alguna semilla perdida había ido a parar en medio de aquel desierto. En vez de cortarla decidió conservarla y cuidarla. Descubrío que mirar la flor le traía paz y sentía que algo de la belleza de la flor pasaba a su ser maltrecho. A la orquídea siguieron crisantemos, rosas, lilas....aprendió a cultivarlas y luego se sorprendió comiéndolas con la esperanza de que aquella belleza la saturara y la transformara por completo. En toda su vida no había sido mas que una ser feo por dentro y por fuera, una criatura maldita. Sabía de sobra que toda belleza es efìmera y la del mundo vegetal lo es aùn mas que la humana. Con todo, algo habia de cierto en su teoría, y la belleza le duraba unos cuantos dìas: su piel marchita rejuvenecìa y se ponìa suave y tersa como pètalos de flores, despedìa un aroma peculiar segùn el tipo de flor que hubiera comido... por ejemplo, el olor a rosas la metìa en problemas. El viejo Augusto, el jardinero del rumbo, se sentìa atraìdo por los efluvios de rosa que percibía en el aire e intentaba saltar la enorme verja de la casona inflamado por el deseo de encontrarse con la fuente de aquel olor embriagador. Invariablemente,unos gritos horripilantes lo despertaban del embrujo: -"¡largo, largo! ¿no sabe que esto es propiedad privada? ¡¡Fueraaa!!" El pobre hombre se alejaba corriendo, no sin antes persignarse y hacer el signo de la cruz.
Como siempre, el efecto de las flores no duraba mucho y toda ella se empezaba a marchitar.... era hora de alimentarse otra vez, y aunque no lo viera, sabìa que el niño del espejo la miraba con mayor desaprobaciòn que nunca.
Trabajò mucho para cultivar flores cuya belleza durara un poco mas y fuera mas profunda en el sentido de no solo transformar la carne, sino tambien el espíritu, pero sus esfuerzos fueron en vano. Un dìa, en medio de la frustraciòn decidiò dejar a un lado las tiernas flores y comer espinas, no sòlo esò, también comiò malas hierbas: lirios, adelfas, belladonas. Mientras comìa escuchaba una risa diabòlica desde el espejo, intentò parar pero aquello se volviò compulsiòn y mientras mas comía su cuerpo comenzò a ponerse rígido, a parecerse a un cactus, filosas espinas la recubrieron de pies a cabeza y sintió sus adentros fibrosos y secos, quiso gritar pero de su boca no salió ya ni un sonido. Esta vez el efecto no durò tan solo unas horas, esta vez duro semanas y fue lo mas parecido a una muerte lenta y cruel.
Cuando los efectos del envenenamiento pasaron y volviò a su fealdad de costumbre, aquella que la habìa empañado desde su nacimiento y que se habìa exacerbado con la edad, corriò a hacer añicos el espejo y destruyò los cultivos de flores y malas hierbas. Simplemente se quedó con ella misma.
(un cuento medio extraño....)
sacado de la red..........
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Dom 12 Abr 2009 - 7:40






" LA ROSA DE JERICÓ "

LA ROSA DE JERICÓ, QUE RENACE EN CUANTO SIENTE LA PRESENCIA DEL AGUA,

ES TODO UN SÍMBOLO DE LIMPIEZA Y RESURRECCIÓN, LA MAYORÍA

DE SUS ADEPTOS ASEGURAN QUE SUS DONES TIENEN PODERES MÁGICOS,

QUE ATRAE LA SUERTE Y ALEJA LAS MALAS INFLUENCIAS,



TANTO DE LAS PERSONAS, COMO EN LAS CASAS QUE HABITAN

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Dom 12 Abr 2009 - 9:02

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 13 Abr 2009 - 2:13



















avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 13 Abr 2009 - 14:03




Se trata de una familia floral que cuenta con más de quince especies diferentes. Su origen es salvaje y está en el continente asiático pero, en la actualidad, podemos encontrarla en todo el mundo, estando más extendido su cultivo en las regiones más templadas. Enmarcada dentro de las ranunculáceas, su uso favorito es el decorativo puesto que su magnificencia llama la atención, al igual que su abanico de colores. Una nota curiosa: en el lenguaje de las flores, la peonia significa 'veracidad'


Características.- La peonia es un planta de carácter perenne de tubérculos subterráneos que posee gruesas raíces fasciculadas de aspecto carnoso. Uno de los aspectos que más destaca de esta flor es su impresionante tallo, que llega a superar el metro de longitud. Las hojas que abrigan a la peonia se subdividen en lacinias y se presentan de forma alterna. El fruto es una vaina en la que se encierran multitud de semillas de color negro brillante.

En cuanto a la flor, ésta posee cinco sépalos y el número de sus pétalos varía entre cinco y diez. En ocasiones, podemos hallar especies con muchos más pétalos, es decir, más pobladas, debido a la aparición de flores dobles.

Cultivo.- Su floración se produce entre los meses que van de abril a junio y cuando se cultiva esta preciosa flor hay que tener en cuenta que su forma usual de multiplicación es la división y suele practicarse durante la estación otoñal. El ambiente más proclive para su buen crecimiento es la posición intermedia entre la sombra y el sol. Si estamos en una zona situada al norte, donde las temperaturas sean más altas, habrá que buscar más los rayos del sol.

El terreno más propicio para un desarrollo excelente es el arcilloso y aquel que presenta cierto grado de humedad, que se mantenga fresco y con un buen drenaje. La tierra debe regarse, como mínimo, dos veces a lo largo de la semana si estamos en una zona muy soleada. Así evitaremos que se seque.

Dentro de la floristería, la peonia es una de las flores más populares a la hora de fabricar orlas y, por extensión, en cualquier arreglo floral que quiera contar con un toque exótico.

Gracias a la experimentación en invernaderos, se están consiguiendo cruces impresionantes. Una de las peonias más famosas es la denominada 'china' (Peonia lactiflora). Su cultivo arranca de tierras japonesas y, como su propio nombre indica, también chinas. Los europeos fueron partícipes de su belleza hacia la mitad del siglo XVI. Esta especie de la peonia destaca por sus flores, simples o dobles, de oloroso perfume y de color blanco que, en ocasiones, llega hasta el rosado. El tallo de la peonia china es un poco más corto que el de la peonia por excelencia.

De cara al cultivo, al peonia china gusta de la semisombra y del riego regular. Las características del terreno que más la benefician siguen la misma línea que las de la peonia original. La primavera es la estación en la que este tipo de peonia muestra sus flores en todo su esplendor pero antes, durante el otoño, debe llevarse a cabo su multiplicación a través de la técnica de la multiplicación.

Al igual que su 'pariente', sus usos están encaminados a la decoración dentro del arte floral: centros, coronas, orlas... si bien, su presentación en ramos aislados, también puede ser una opción muy sugerente que regalar.

Otros usos.- Además de la decoración y del uso puramente estético, la peonia lleva desde hace mucho tiempo formando parte de investigaciones médicas. La herencia de la medicina china llega a occidente y son numerosos los laboratorios que experimentan con las diferentes cualidades de esta flor. Entre sus propiedades se cuentan las de antitusivo, sedante, antiepiléptico, antigotoso, laxo-purgante, emético y antiespasmódico.

También fue utilizada como droga en tiempos antiguos, aprovechándose desde las raíces hasta las semillas y, por supuesto, la flor, resultando sus pétalos muy recurrentes en la elaboración de infusiones. Evidentemente, no debemos considerar a la peonia como una panacea puesto que sus acciones en el organismo no han sido del todo desarrolladas y se sospecha de elementos tóxicos que pueden desembocar en vómitos, diarrea e incluso cólicos cuando la posología es oral. Ahora bien, existen preparados naturales en forma de gel a nivel tópico que pueden reducir las varices, cicatrizar las heridas y aliviar las piernas cansadas.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 13 Abr 2009 - 14:06




La Hortensia



Este arbusto se caracteriza por poseer unos grandes penachos de flores, de color blanco, azul o rosa, más o menos intenso, que están formados por flores individuales.


Generalidades.- La hortensia es un arbusto caducifolio de climas con inviernos suaves, perteneciente a la familia de las saxifragáceas, cuyas variedades más significativas se caracterizan por tener flores dispuestas en inflorescencias en forma de cabezuelas.

Comúnmente se le conoce como planta de maceta, pero en las regiones húmedas de España (sobre todo en la costa norte) es más corriente como arbusto de jardín.

Las flores de la hortensia se desarrollan a partir de yemas formadas el año anterior, es por esto que la poda debe anticiparse todo lo posible, realizándose justo al finalizar el período de floración. Lo más aconsejable es hacer la poda dejando las ramas a unos 30-40 cm del suelo, para que sobre esa estructura se desarrolle cada año.

Conservar su flor.- La flor de la hortensia es perfecta para formar ramos. Pero hay que tener en cuenta que una vez cortada sigue teniendo las mismas exigencias de humedad y temperatura moderada. Si deseas conservar sus flores una vez cortadas, sigue estos consejos:

- Tanto si procede de una floristería como del jardín, corta un poco los tallos antes de meterlos en el florero.

- Este corte tiene que ser oblicuo y es mejor realizarlo con un cuchillo bien afilado que con una tijera, que aplasta el tallo, obstruyendo los vasos por donde se nutre la flor.

- Realiza dos cortes cruzados (X) en la base del tallo, de un par de centímetros de profundidad.

- Echa una cucharada de azúcar al agua que pongas en el florero, pues proporciona al tallo y a la flor bastantes nutrientes.

- Aleja el ramo de las corrientes de aire para evitar que el agua de los pétalos se evapore de forma muy rápida.

- Coloca las flores en un emplazamiento lo más fresco posible, un calor excesivo marchita las flores.

- Rocía el ramo con frecuencia, aumenta la duración y frescura de las flores. Un ambiente muy seco tiene el mismo efecto que un florero sin agua.

Curiosidades sobre sus colores.- El color de las flores de la hortensia varía según el tipo de suelo en que se hayan cultivado. Si, por ejemplo, se han cultivado en un suelo calizo, la flor tomará un color rosa. En cambio, si la tierra ha sido enriquecida con turba o sulfato de hierro y aluminio, el color será azul.



avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 13 Abr 2009 - 14:22




Cada año, miles de personas se reúnen en Medellín en torno a la Feria de las Flores , al recuerdo y los valores de toda la región antioqueña que celebra el florecimiento de la raza y sus costumbres; de la vida misma de la región.


La primera Feria de las Flores que se realizó en Medellín fue el 1 de mayo de 1957, por ser el mes asignado a las flores, bajo la iniciativa de Arturo Uribe Arango, cuando este era miembro de la Junta de la Oficina de Fomento y Turismo: se le ocurrió invitar a un grupo de silleteros de Santa Elena, para que participaran en un desfile, que tenía como fin mostrar la belleza de las flores y entretener a la comunidad, tarea que ellos realizaban silenciosamente cuando bajaban a vender sus flores a los habitantes o para adornar los altares de las iglesias.


Con el paso del tiempo, la Feria fue tomando fuerza hasta convertirse, en uno de los festejos más importantes de la ciudad y de mucho prestigio en el exterior. Esta actividad, que inicialmente se celebró en mayo, se festejó a partir de 1958 en agosto, mes de la independencia antioqueña, y desde entonces no ha dejado de vestir, con variedad de colores, las calles de la ciudad.
Las actividades son múltiples. Son más de 130 eventos de fiesta, incluidos los tablados musicales por todos los barrios de la ciudad, especialmente los más populares.
Principal evento de la Feria de las Flores es el Desfile de los silleteros. Los conocidos “silleteros” llevan este nombre porque desde la antigüedad, en la región, los campesinos llevaban en la espalda “sillas” o “silletas” de madera para cargar a los niños. Esa costumbre se perdió, pero se perpetuó con la carga, a espaldas, de los preciosos arreglos florales de la actualidad.


La Feria de las Flores, cuyas actividades centrales se realizan entre los meses de julio y agosto es, sin duda, un evento que reúne a todos los antioqueños y a miles de turistas que visitan la ciudad de Medellín en esos días del año, convirtiéndola en un espacio que vibra con las flores, la alegría, la paz y la diversión

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Miér 15 Abr 2009 - 13:55





VIVIR COMO LAS FLORES...

- Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto?

Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes.

Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

-¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro.

- Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

- Pon atención a esas flores -continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas.

Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden.

Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos.Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse...

Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera perfuma la vida de los demás haciendo el bien.

HAGAMOS UN INMENSO JARDIN, SEAMOS FLORES

FELIZ DÍA AMIGAS.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 17 Abr 2009 - 7:07





Historia de las trabajadoras de flores colombianas:



Para miles de mujeres colombianas, las flores no simbolizan el amor sino una explotación masiva.“Las mujeres tienen que volver a los invernaderos justo después de haber rociado las flores con pesticidas. Algunas se marean o tiene problemas de presión sanguínea, e incluso en algunos casos sus hijos han nacido con problemas respiratorios”. - Dionise Trujillo, ex trabajadora de las flores, Colombia.


Para miles de mujeres del sector de las flores en Colombia, las flores no simbolizan el amor sino una explotación masiva. Es irónico que en un sector que genera tantos beneficios con la celebración del Día de la Madre, sea práctica habitual despedir a las mujeres en cuanto se quedan embarazadas.


Colombia es el segundo país después de Holanda en exportación de flores. Las mujeres representan el 70% de la mano de obra de este sector. Trabajan con contratos temporales que generalmente sólo son verbales.


En un día normal, una mujer recoge una media de 400 claveles. Ese número se duplica en fechas especiales, por ejemplo, en el periodo previo a San Valentín o el Día de la Madre. La venta en las calles de EE.UU. y Europa de las flores de todo un día de trabajo puede ascender a los 800 dólares, mientras que la trabajadora está cobrando un salario mínimo equivalente a menos de 2 dólares por día.


Y lo que es peor, los estudios médicos revelan que dos tercios de las trabajadoras en el sector de las flores en Colombia padecen problemas asociados a la exposición a los pesticidas, que van desde náuseas a abortos espontáneos.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 20 Abr 2009 - 11:55




encontre este cuento en la red me parese muy bonito, es para reflexionar espero les guste lastima no se de quien es...........

En nuestro mundo, Satanás es el más malvado de todos pues tal parece que
no sabe amar y que disfruta haciendo trampas para que los ingenuos humanos
caigamos.
Sin embargo, recientes investigaciones muestran que el diablo vivió y
padeció penas de amor muy profundas y que marcaron su vida para siempre.

El Dr. Tatoratotí nos cuenta que en un bosque cerca de Sayausí existía un
hermoso campo de flores celestes y un aroma exquisito, quizá el más bello
y delicioso de entre las plantas, que rodeaban un pequeño, casi diminuto
hoyo con agua rosada que burbujeaba como los fuegos artificiales en el
cielo. En ese hoyo vivía un pez arco iris muy agraciado que daba aún más
misterio a ese lugar ya que pasaban 10, 20, 100, mil años y no moría,
tampoco envejecía. Este campo de flores estaba en medio de un bosque
demasiado tupido y apretado que los nativos no podían atravesarlo, siempre
fracasaban en su intento. La gente pueblerina dice que a través de los
árboles sobresalía una luz tan brillante y hermosa que les asustaba, era
tan intrigante esa luz que hasta el mismo demonio se vio tentado a
investigar y después de meses, trampas y sufrimiento logró atravesar el
bosque. Lo que vio le conmovió tanto que estaba dispuesto a renunciar al
infierno y ganarse el cielo.

Atravesó el campo de flores celestes y vio que el hoyo crecía y crecía
hasta convertirse en una laguna de espuma de colores y vio salir del
solitario pez una criatura demasiado divina que no tuvo más opción que
hacer una oración y agradecer, aquella doncella lo cautivó. Intentó
alcanzar unas pequeñas flores pero se arrepintió, pensó que eran muy poca
cosa para ella así que se le acercó y por primera vez tuvo miedo, en aquel
rostro dorado encontró unos ojos azules tan profundos que ni el mismo cielo
los igualaría, pero esos ojos estaban llenos de lluvia, veían con tristeza
y reproche y Satanás intentó alegrarla pero no pudo, así que se puso a
llorar con ella, tanto lloró que por poco pierde su rabo y su pelo pero se
calmó cuando vio una sonrisa de arco iris en su rostro y el cielo bailó,
cantó y gozó. Satanás quedó tan enamorado de ella que le ofreció el
mundo, el sol, el viento, los diamantes y hasta la propia luz encerrada en
una botella de cristal, pero ninguno de estos objetos agradaron a la
doncella, lo único que hacían era ofenderla más. Satanás quería
escuchar su voz pero ella nunca habló, y nunca más volvió a sonreír para
él. Tres años Satanás intentó conquistarla, a las buenas, a las malas,
con llanto, con sonrisas, con enojos y serenos, nada, nada funcionaba.
Pensó que quizá no lo quería porque él era Satanás y era malo, horrible
y apestoso. Decidido a conquistarla se bañó, se compró un traje de gala,
se hizo la barba y el pelo y hasta dejó de reclutar almas al infierno pero
nada consiguió. Había podido resolver tantos crucigramas pero no pudo
encontrar respuesta para este que quería resolver con todo su corazón. Se
dio cuenta que su lucha estaba perdida, ya ni orar a Dios serviría, ya ni
regresar al infierno valdría. El último día antes de su renuncia fue a
despedirse de la doncella que ya no era doncella sino pez, pero ya no estaba
sola, tras de sí un millón de pececitos nadaban, la doncella sabía que
pronto desaparecería y que su hija, la única sobreviviente, mantendría
la tradición de la laguna seca, la magia y el hechizo.

El diablo se enfureció tanto al no haber conseguido su propósito que
quemó el bosque, las flores, y la laguna también pues a medida que
avanzaba el fuego el agua se iba consumiendo hasta evaporarse. La doncella
desapareció y la pececita sobrevivió debajo de la tierra, en un pozo
subterráneo. Pero algo curioso pasó, las flores no sufrieron ningún
daño, Satanás no lo notó y se juró a sí mismo jamás enamorarse y ser
más malo.

Con el tiempo, el mundo se ha convertido en lo que es hoy, pero Satanás
sigue ignorando que lo único que hubiese conquistado a la doncella era una
flor celeste de aquellas. Satanás por demostrar su poder despreció las
cosas más sencillas. ¡Qué ironía! Se le dio a Satanás la oportunidad de
ser un héroe y la perdió por olvidarse de las cosas simples de la vida.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Jue 23 Abr 2009 - 12:33






La mayor parte de la gente piensa que los tréboles son, simplemente plantas. Pero en realidad no es así; la verdad es que los tréboles son flores, son las flores del Amor. Porque, como todos sabemos, hay tréboles de tres hojas y muy rara vez de cuatro hojas. Pero alguna vez tuvo que nacer el primero.

En un campo como tantos otros, había un montón de tréboles, todos de tres hojas. Entre ellos había relaciones como la que tenemos los humanos entre sí: amistades, devociones, admiración, atracción… hasta que un día, dos tréboles se enamoraron por completo: sus tallos temblaban al despertar cada mañana y contemplarse el uno al otro. Los tréboles querían ser uno solo, pero sabían que no era posible: eran dos flores diferentes y no podían convertirse en una! Y además, había cosas que hacían que entre ambos hubiese roces y enfados…

Pasó el tiempo, y los tréboles estaban más y más enamorados; hasta que un día, ya llenos por completo el uno del otro, decidieron dejar morir su parte negativa, el miedo, que era lo que hacía que se separasen el uno del otro. Cuando por fin pudieron dejar que muriese esa parte, con ella murió también una de sus hojas, y entonces, por fin, se fundieron en un solo tallo, formaron un trébol de cuatro hojas.

Hay muy pocos tréboles que consigan llegar hasta los límites del Amor, pero son su máxima expresión. Desde entonces, se dice que los tréboles de cuatro hojas traen buena suerte, por que ésta no es otra cosa que el Amor puro. Y por eso, cuando encuentras uno, es que estás preparado para esta gran aventura de amar, y si alguien te lo regala… es que está invitándote a compartirla.

Los tréboles de cuatro hojas son una mutación genética. Según los expertos, la probabilidad de encontrar un «trébol de la suerte» de forma natural entre otros tréboles normales de tres hojas es de aproximadamente una entre 10.000

Me gustó y lo comparto.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Vie 24 Abr 2009 - 1:27

Cuantas cosas bonitas aprendemos de las flores con las cositas que nos escribes.

Un beso wapa.
avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 24 Abr 2009 - 6:41

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 27 Abr 2009 - 12:02





Cuenta una antigua leyenda que en lo más profundo de las selvas del Amazonas, existía una pequeña población indígena. Era el pueblo de los famosos indígenas Maquiritare o Yekuana. Eran un pueblo muy orgulloso de sus tradiciones. Habían constituido su propio sistema de vida, ésta estaba regida por una serie de preceptos en pro de la comunidad. Eran un pueblo muy pacifico, vivían de la caza, la pesca y la agricultura. Sentían una gran pasión por el arte de la navegación. Este pueblo es considerado como uno de los mejores navegantes del río Orinoko. Construían sus canoas con árboles gigantescos y desde muy jóvenes se aventuraban a navegar por los alrededores de este majestuoso río. Podían pasar meses navegando y regresaban siempre sanos y salvos. Los indios Maquiritare a diferencia de los Caribes se conocían de punta a punta este gran río y los secretos que el mismo escondía. Respetaban el sonido de las aguas y la vida interna que existía dentro del mismo. Sabían cuando venia la lluvia porque el mismo río se los comunicaba. La conexión entre este pueblo y las aguas era grandísima. Comprendían muy bien el lenguaje de la naturaleza y en las señales de la misma en el difícil territorio de la selva. Sabían que la selva podía ser muy inclemente. Podía llover repentinamente como irradiar un maravilloso sol desde el amanecer. Por eso los Maquiritare aprovechaban cada día sus labores cotidianas. Las mujeres se encargaban de la agricultura, y en la elaboración del casabe, alimento indispensable en todas las noches al final de su jornada.

Era la costumbre que después de cada faena de trabajo, toda la tribu se reunía alrededor de una gran fogata para compartir acerca de las anécdotas del día. Michitah era el Maquiritare más osado de la tribu. Le encantaba aventurarse y explorar más allá del territorio de su tribu. Había cazado Tigres y grandes Caimanes en sus aventuras. Y se conocía el río Orinoko de punta a punta. En una ocasión casi fue devorado por un cardumen de Pirañas. Lo salvo un milagro, nuestro jefe Caribay estaba seguro que su habilidad con la lanza fué lo que lo salvo y la gran destreza y velocidad que tenía al nadar. Sin embargo, Michitah había confesado que nunca había sentido tanto temor en toda su vida, afirmaba que llegó milagrosamente a la orilla del río y recordaba vividamente como su canoa había sido completamente destruida por las pirañas. En su cansancio le pareció ver alucinaciones. Sintió un gran olor a flores frescas y descubrió con gran sorpresa una gran dama que le sonreía desde una piedra ubicada en el río Orinoko. No parecía ser de este mundo. Tenia un manto de color azul y una corona de flores silvestres en su cabellera. Tenía una mirada dulce y amorosa y al contemplarla perdió todo el temor que sentía. Toda esta situación le pareció tan extraña que apenas podía hablar. La llamó la dama de las flores. Agradeció su presencia y en el fondo de su corazón sabía que algo tenía que ver ella con el hecho de que hubiera sobrevivido de las feroces pirañas del río. Al recobrar sus fuerzas al mirar otra vez hacía el río observó que no había nada, pero el olor a flores permanecía. Le pareció todo tan extraño, pero indudablemente fue muy real ya que tenía la vida para contarlo. Al regresar a su tribu relató con gran emoción su experiencia. Por supuesto nadie le creyó, pero sabían en el fondo que su Dios lo había protegido y aceptaron su historia y desde ese día la narraron a sus hijos. Internamente, Michitah sabía que la Dama de las flores lo había salvado y si el gran Dios de la selva le permitía otro encuentro con la preciosa dama de las flores se lo agradecería personalmente.

Los indios Maquiritares eran muy celosos con su territorio. No les gustaba los extraños. Y sobretodo seres que fuesen distintos que ellos. Ellos eran de pelo lacio, piel morena tostada por el sol, y bajos de estatura. Amaban tanto a su selva como a su vida. Adoraban a la gran ave de variados colores que habitaba en los árboles de grandes alturas, los tigres que a pesar de su fiereza eran miembros únicos de la selva, a las babas, a las lagartijas e incluso a las serpientes que se escondían cerca del gran río Orinoko. Amaban las voces de las Guacamayas y el resplandor del sol en cada amanecer. Les encantaba sentir el viento en su piel y éste en muchas ocasiones les indicaba la cercanía de una tormenta e incluso era su medio de orientación cuando salían de caza y a través del sonido del mismo sabían cómo llegar a salvo a su tribu. Lo llamaban la fuerza invisible que empuja a los árboles, animales y personas. Estaban firmemente convencidos que la magia se encontraba presente en cada instante de su vida. Y que existía un ser supremo que regía a todos los seres vivos a quién denominaban el Dios de la selva. Así como amaban a su selva, sabían que las fuerzas naturales tenían que respetarse. No había algo más fiero que una tormenta eléctrica en dónde los truenos y relámpagos hacían acto de su presencia simultáneamente.

Cuentan nuestros abuelos que hace mucho tiempo existió una gran batalla entre dos razas. Llegaron a nuestro amado Orinoko hombres blancos con ideas distintas a las nuestras. Ofrecieron al nuestros mejor sistema de vida. Nuestro pueblo les creyó ciegamente y fueron engañados. Querían imponer sus creencias y la existencia de un Dios distinto al nuestro. Quisieron esclavizarlos. En ese tiempo, nuestro pueblo se canso de tanto abuso y pelearon con gran fiereza con las pocas armas que tenían. Vencieron, y estos hombres blancos se retiraron y los dejaron en paz. Nuestro pueblo se unió a la familia de los indios Caribes, con quienes siempre han tenido una gran relación positiva y de hermandad. Y por esta razón observan a los extraños que vienen ocasionalmente a nuestra selva con mucha cautela.

Y así transcurría la vida de los Maquritare pacíficamente. Pero no siempre fue así. Hubo un tiempo en que la selva se comporto inclementemente. Había grandes tormentas y llovía incansablemente. La comida escaseaba. Muchos de nuestros jóvenes tomaron sus curiaras y cuando amainaba un poco fueron en busca de otros poblados para que les brindaran ayuda. Pero nunca volvieron. Adjudicábamos que la selva se los había tragado.
Michitah se acordó de su experiencia con la dama de las flores, y sabia en el fondo de su corazón que era mágica, una magia que no comprendía y que el amor de esta bella dama era tan grande que era capaz de ayudar a cualquier ser viviente. Sonaba y recordaba el olor de las flores silvestres y sentía en muchas noches la llegada de su perfume a su choza. Su compañera Flor Silvestre lo escuchaba con mucha incredulidad y le parecía que eran cuentos de niños. Pero, Michitah comprendía su falta de fe. Ella no había tenido el encuentro con ese maravilloso ser y por lógica le parecía todo imposible. Una noche conversando con su compañera y observando a sus dos hijos le comento con tristeza que no podía seguir viendo que en su aldea se murieran poco a poco sus compañeros de la tribu por la gran hambre y la cantidad de pestes que llegaban. Ya muchos ancianos e niños indefensos habían perdido la vida mientras esa extraña enfermedad los consumía. Los habían ayudado en todas las formas posibles. Buscaron en cada rincón de la selva las hierbas que tenían potentes efectos medicinales y nada funcionaba. Llegaron a pensar que su Dios estaba molesto con ellos. Pero, en que habían fallado? Era un Dios invisible e incomprensible. Pero estaban seguros que estaba presente en todo lo representaba vida.

Después de mucho meditar la noche anterior, Michitah se fue muy temprano y le dijo a su compañera que se iba hacia las orillas del Orinoko en donde los rápidos caen fuertemente. Flor Silvestre se angustio rápidamente, el rió Orinoko era impredecible. Podía ser claro como un dia soleado o fiero con el tigre que habita nuestras selvas. Michitah tranquilizo a su compañera. Voy en busca de la dama de las Flores. Mi corazón dice que ella puede ayudarnos.
Michitah recorrió la selva de punta a punta hasta llegar al bravo Orinoko. Y allí se encontraba frente al bravo Orinoko. Ese dia los rápidos eran mas fuertes que nunca. Internamente no sabia que hacer! Como acudir a ella!
En la ultima oportunidad ella lo había salvado. Pero como agradecerlo tan hermoso gesto!!No podía llamarla. Era un ser mágico. Sabia que a los hermanos mayores de la tribu se les agradecía a través de la entrega de sus posesiones mas preciadas.

En sus manos tenia una cerbatana. Era de sus abuelos y estos la habían entregado de generación en generación hasta llegar a su persona. La entrego a orillas del río. Y fabrico un hermoso ramo de flores silvestres que crecía cerca de los rápidos. Casi pierde la vida porque estaban ubicadas en las piedras y estas estaban resbalosas. Eran del color blanco de las nubes. Y olían como los azahares. No se sabia ninguna plegaria. En su tribu solamente conversaban con su luz interna y bendecían a diario a todo lo que acontecía en su mundo. Estaba frustrado. No sabia como pedirle ayuda y su corazón decía que ella era la única que podía ayudarlo. Se sentó en cuclillas alrededor de las flores y emitió esta plegaria:

QUERIDA DAMA DE LAS FLORES
A TÍ ACUDO EN TU AYUDA
MI PUEBLO ESTA ENFERMO,
EL HAMBRE AZOTA A
LOS ANCIANOS Y A LOS NIÑOS.
BENDICE CON TU GRAN MAGIA
A MI TRIBU PARA QUE RECOBRE
OTRA VEZ SU BIENESTAR.
TE LEGO MI CERBATANA Y LAS FLORES
PERTENECIENTES A ESTE BRAVO RIO.
TE ENTREGO MI FE Y MI AMOR
PARA QUE ME CONCEDAS TU MÁGICA AYUDA.
TE DOY LAS GRACIAS POR HABERME
SALVADO LA VEZ ANTERIOR DE LAS BRAVAS
PIRAÑAS Y MI CORAZÓN TE ESTARÁ ETERNAMENTE
AGRADECIDO POR SEGUIR PERMITIENDOME
DISFRUTAR DE LA VIDA.

Michitah se levantó y miró al cielo infinito al bravo Orinoko y a los rápidos del mismo. Su curiara estaba esperándolo. Esta vez no había sentido señal de presencia de la dama de las flores. Un temor interno lo sucumbió. Pero tenia que tener fe. Al regresar a la curiara para encaminarse a la aldea todo su cuerpo brillaba. Tenia puntitos brillantes en todo su cuerpo. Y su corazón sentía que la Dama de las flores lo había escuchado. No importaba que no la viera. Su corazón estaba radiante de felicidad. Sabia que había sido escuchado y la linda dama de las flores lo ayudaría en su petición. Pero no todo fue tan fácil para llegar a su aldea. Tenia que cruzar los rápidos del río Orinoko y no disponía de su cerbatana para defenderse de cualquier fiero animal. Los rápidos eran tan fuertes que temía que su curiara se partiera en dos. Le pidió al Dios invisible que lo protegiera. Pudo llegar afortunadamente a la otra orilla. Después de una tormenta inclemente en el cielo surgió un bello arco iris. Tenia tiempo que no había observado algo así. Estaba acostumbrado a la diversidad de animales de la selva,a las malezas y grandes árboles, pero esto era impresionante. Nunca había visto tanta belleza. Los colores eran tan brillantes que su luz cegaba sus ojos. Indudablemente el Dios invisible y la mágica Dama de las Flores le habían regalado este espectáculo maravilloso. A pesar de que se encontraba indefenso y sin armas para defenderse no sufrió el ataque de ningún animal.
Llegó a su querida aldea y observo con gran sorpresa observo que sus amigos y compañeros estaban sanos. No había mas hambre y desolación. Pero, qué había pasado? Sus amigos le comentaron que unas extrañas flores nacieron cerca del río. Y la maleza que rodeaba a ésta era muy extraña. La tomaron e la hirvieron en agua caliente. Y salió un liquido color pastel con un sabor dulzon. Todos tomaron de esta bebida y mágicamente se recobraron todos los miembros de la tribu. Y cada uno de sus compañeros recobro la fortaleza que habían perdido. Pero, no todo había terminado allí. Se adentraron en los alrededores del riachuelo y éste desembocaba en un gran río. Éste estaba poblado de grandes peces parecidos aquellos que habitaban cerca de los grandes rápidos del Orinoko. Los Maquiritare brincaban de felicidad. Estos peces aplacarían el hambre de su pueblo y su pueblo no sufriría de mas enfermedades. Michitah escucho con atención el relato de sus compañeros e amigos, y comprendio que la linda dama de las flores los había ayudado. Y por esta razón cada vez que sale un lindo Arco iris después de una gran tormenta todo el pueblo bendice las flores que se encuentran en el riachuelo y se las ofrece a ésta mágica dama que salvo a este pueblo de una gran tragedia.



avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Lun 27 Abr 2009 - 23:32

avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 1 Mayo 2009 - 11:49






Leyenda del crisantemo



La historia cuenta que había una familia muy pobre, que tenía un hijo, el cual estaba enfermo desde pequeño.
Los padres había probado mil cosas para tratar de curar la enfermedad del pequeño, pero el niño no se recuperaba y cada vez estaba peor.
Una mañana, la madre del niño salió para visitar a un anciano sabio y preguntarle cómo salvar la vida de su hijo.
Cuando llegó, el sabio le dijo:
- Quiero que me traigas dentro de unos días un crisantemo, entonces yo contaré los pétalos, y te diré cuántos días vivirá tu hijo.


La mujer, desanimada, salió y buscó un crisantemo.
Encontró un arbusto con crisantemos debajo de un árbol,pero se desanimó aún más al ver que las flores sólo tenían cuatro pétalos.
La madre volvió a su casa y lloró junto a su hijo.
Cuando llegó el día de volver a casa del anciano, la mujer se acercó al arbusto de los crisantemos, y cogió todas las flores que había. Se quitó el palo que llevaba en el cabello y cosió uno a uno todos los pétalos que tenía de los demás crisantemos.
Cuando llegó ante el anciano, éste se puso a contar los pétalos, pero había tantos que no supo dar respuesta... pensó unos minutos y le dijo:
- Buena señora, su hijo va a vivir muchísimos años, incluso le sobrevivirá a usted.
Emocionada, volvió a su casa, y vio que el niño estaba recuperado.
Al día siguiente, el arbusto de crisantemos dio flores con muchísimos pétalos, no con cuatro, y los demás crisantemos empezaron a crecer con muchos pétalos, nunca más volvieron a tener cuatro.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Vie 1 Mayo 2009 - 12:46

avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 1 Mayo 2009 - 12:53





G R A C I A S MARIA:
Por permitirmen estar aqui intercambiando mensajes y saludos con ustedes
Para todos Los Administradores
particiapantes y visitantes. para todos gracias.

buenas noches amig@s desde mi colombia.................leydy..............
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Lun 4 Mayo 2009 - 14:17







Desde los tiempos más remotos, las flores nos hablan, nos cuentan la historia de una vida, y sobre todo, nos cuentan la historia de nuestra vida. Unas veces nos hablarán de la amistad y el amor; y otras de la muerte, el desamor o la soledad. Sólo hay que saber escucharlas y saber interpretarlas.

Las flores simbolizan la expresión anímica de la naturaleza humana. Dependiendo de la cultura, éstas pueden representar diferentes cualidades de las personas, según su especie botánica. Pero hay quien llega más lejos y afirma que "la flor nos conduce a la sensibilización del alma, a la sabiduría universal. Aquél que pierde la sensibilidad de asombrarse con la belleza de una flor, deja morir su alma". Por lo tanto, se podría decir que las flores son la representación más digna de la eterna juventud: un espíritu joven nunca deja de sorprenderse con la belleza de una flor.



ROSA DE PORCELANA


Familía: Zingiberaceae
Género: Etlingera
Especie: Etlingera elatior
Dimensiones:
- Altura 2 - 6 metros.
Exposición: Sol.
Crecimiento: Lento.
Follaje: Perenne
Florescencia: Las flores son de colores sólidos o degradados del amarillo o naranja vivo al púrpura oscuro.

Planta de la familia de las Zingiberaceaes (muy cercana a la del bananero). Es originaria de Asia (Malasia e Indonesia).Es una planta que puede alcanzar hasta los seis metros de altura en la naturaleza y entre dos a tres metros en maceta. Su follaje es persistente y se parece al del bananero. Podemos cultivarla en una maceta con la única condición de tener grandes techos, debido a la altura que coge la planta. Su rizoma no soporta las heladas.

Las flores crecen en invierno en zonas no muy calurosas y durante todo el año en climas tropicales húmedo. Las flores son de colores sólidos o degradados del amarillo o naranja vivo al púrpura oscuro. Son muy utilizadas en ramos de Navidad. Una tierra con base de mantillo mezclado con un poco de arena es lo que le va perfectamente a esta planta. Le gusta el calor y la humedad pero nunca el sol directo en una atmósfera seca.

El trasplante lo realizaremos en el mes de abril. El regadío es copioso, sin llegar a saturarla, durante el verano. Desde septiembre, reduciremos el estiércol y el agua. Deberíamos dejar la tierra secarse entre cada uno de los regadíos. La rosa de porcelana tiene hojas bastante coriáceas en las que los depredadores no viven. Puede llegar a pudrirse si el agua es demasiado abundante en invierno.
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Mar 5 Mayo 2009 - 0:24

avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Jue 25 Jun 2009 - 12:41

Pétalos del Alma

Autor: Desconocido


Aférrate a tus sueños, y no los abandones jamás


¡Muestra al mundo lo maravilloso que puedes ser!


Confía en las posibilidades de la vida, y no te apresures a juzgar a los demás.

Confía en la estrella que brilla en tu cielo.


Encara tus problemas uno por uno para vencerlos.

Confía en toda tu fuerza interior.


Muestra al mundo la luz secreta de tu alma.


No huyas de aquellos que traen amor a tu vida.


Mira lo bueno en la vida y no sucumbas a las adversidades.

Muéstrate tal como eres, pues tienes cualidades especiales que te han sostenido hasta ahora, y que siempre te sostendrán.


No pierdas el valor.


Llena tu corazón de felicidad y espárcela en todo lo que hagas!


Rendirse es para los debíles de corazón, no te rindas.

Si sabes que hacer, no pienses, hazlo. Si no sabes que hacer, piensa.

Los imposibles de hoy serán posibles mañana...

Cada nuevo amor que viene, te hará recordar a ese viejo amor que se fue.


Se autentico, se real, se sencillo, se tú.

avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Vie 14 Ago 2009 - 0:30










avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Vie 14 Ago 2009 - 4:27

avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  leydygata el Miér 19 Ago 2009 - 12:46




Las flores simbolizan la expresión anímica de la naturaleza humana. Dependiendo de la cultura, éstas pueden representar diferentes cualidades de las personas, según su especie botánica. Pero hay quien llega más lejos y afirma que "la flor nos conduce a la sensibilización del alma, a la sabiduría universal. Aquél que pierde la sensibilidad de asombrarse con la belleza de una flor, deja morir su alma". Por lo tanto, se podría decir que las flores son la representación más digna de la eterna juventud: un espíritu joven nunca deja de sorprenderse con la belleza de una flor.



Rojo: centra la atención y simboliza la pasión. Si buscamos este efecto debemos comprar rosas, geranios o bromelias.

- Amarillo: color brillante y alegre que estimula la memoria. Recuerda al sol y cuando se quiere evocar el verano puede levantar el ánimo. El narciso, la begonia, el hibisco o la orquídea.

- Azul: fresco y relajante. Es le color del lirio del Nilo o la campanuda.

- Rosa: color muy femenino que tranquiliza. El clavel, el lirio o la azalea son adecuados para las personas nerviosas.

- Púrpura: dramático y ostentoso. Es el más usado entre los abogados y los psiquiatras. Es el color de los liantris, orquídeas salvajes y la violeta africana.

- Blanco: símbolo de pureza y asociados a la limpieza y los tiempos futuros. Se plasma en los lirios oriental y del valle o la gardenia.







avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  María el Miér 19 Ago 2009 - 23:47

Gracias por compartirlo wapa.

Un beso.
avatar
María
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 43
Cantidad de envíos : 4243
Fecha de nacimiento : 25/09/1973
Localización : Madrid
Incrit@ el : 12/12/2007

http://nutricionsaludable.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hablemos el lenguaje de las flores

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.