PALEOLÍTICO INFERIOR

Ir abajo

PALEOLÍTICO INFERIOR

Mensaje  Mergalon el Sáb 7 Mar 2009 - 13:17

El primer poblamiento peninsular se produce durante el Pleistoceno inferior, como así lo evidencian las industrias líticas pre-achelenses, datadas en más de un millón de años, halladas en los yacimientos de la depresión de Guadix-Baza ( Barranco León y Fuente Nueva en Orce) y en los de Atapuerca (Trinchera Dolina TD-4 y Sima del Elefante) entre otros.



Una de las especies humanas protagonistas de este primer poblamiento, que ha sido admitida por la mayor parte de la comunidad científica, es el Homo Antecessor de Atapuerca, y lo hizo a finales del Pleistoceno inferior a tenor de la antigüedad de sus restos hallados. Lamentablemente los fósiles humanos con cronología más antigua, hallados en Cueva Victoria (Cartagena) y en Venta Micena (Orce), son insuficientes para determinar su especie.


Rostro juvenil de Homo antecessor.





Queda por resolver por tanto la incógnita de quien fue el autor de la primera industria peninsular. El Homo Ergaster es una especie lo suficientemente documentada como para poder establecer que fue el primer emigrante de África que colonizó Asia y Europa dando lugar, en este proceso, a variaciones adaptativas regionales, dado lo cual, algunos científicos defienden que el Homo Antecessor es una de estas variaciones del Homo Ergaster. Se basan en ello porque la única prueba que presentan los defensores del Homo Antecessor como una nueva especie son los rasgos modernos de la cara del fósil hallado, pero este resto pertenece a un individuo muy joven, por lo que para estos investigadores no es determinante, ya que esos rasgos aún están por desarrollarse. En cualquiera de los casos, hoy por hoy, no podemos resolver la incógnita.





Las rutas que siguieron estos primeros pobladores de la Península Ibérica también son difíciles de determinar, por no decir imposible, ya que ni el contexto estratigráfico del Pleistoceno inferior ni el del Pleistoceno medio proporcionan las pruebas fiables suficientes para seguir el rastro.



El mapa peninsular para este primer momento pre-achelense presenta localizaciones geográficas bien diferenciadas y alejadas entre sí: una al nordeste (Puig d’En Roca, Avellaners) y otra al sur con mayor concentración de yacimientos (Aculadero, El Rompido, Macoito y Açafora además de los de la Depresión Guadix-Baza) y también otra en Atapuerca. El resto peninsular presenta un gran vacío para este periodo. Esta situación y la falta de evidencias que la complementen, tanto por el sur de Europa como por el norte de África, hace plantearse la disyuntiva de si el poblamiento se realizó por el norte peninsular, atravesando los Pirineos, o por el sur, cruzando el estrecho de Gibraltar, por lo que a partir de aquí sólo se pueden hacer especulaciones con ambas posibilidades.

Una que explicaría el porqué de una industria tan arcaica, así como la localización de los yacimientos peninsulares, podría ser que grupos de Ergaster, con técnica poco evolucionada, entrarían en competencia por los recursos, en un periodo de crisis, con otros grupos más evolucionados técnicamente en África, y así tuvieron que emigrar hacia el norte llegando a atravesar el Caúcaso, donde se encontraron con unas condiciones climáticas muy duras, glaciales, de modo que avanzarían hacia el oeste siguiendo la línea de costa, del mar Negro primero y del Mediterráneo después, buscando un clima más benigno, hasta entrar en la Península Ibérica por el norte, pasarían por Puig d’En Roca y Avellaners y siguiendo su ruta de búsqueda de climas más favorables avanzarían rápidamente hacia el sur donde ocuparían los lugares ya mencionados, para a partir de aquí iniciar la expansión por el interior de la Península (Atapuerca) y la evolución cultural al achelense (Pinedo, Áridos, Torralba y Hambrona) en una marcada tendencia de ocupación de las riberas de las cuencas hidrográficas por sus recursos. También es posible que la técnica achelense fuese introducida en la Península por una nueva oleada de Homo Ergaster o de una evolución de éste, el Homo Heidelbergensis.





La segunda posibilidad que por lógica puede plantearse en relación con la ruta de llegada de los primeros pobladores, dado que la mayoría de los yacimientos de cantos tallados se encuentran en el sur peninsular, es que ésta se produjera a través del estrecho de Gibraltar. El problema para aceptar esta hipótesis deriva de dos hechos más o menos insalvables:

1.- Uno de ellos, el más objetivo, es que, según geógrafos y geólogos, desde la crisis del messiniense, a finales del Mioceno, el estrecho de Gibraltar no se ha cerrado nunca y por tanto no ha podido ser atravesado, por lo que numerosos científicos ni se lo plantean a la hora de elaborar sus hipótesis, teorías que, sin duda, se derrumbarían si los estudiosos de la Tierra cambiaran de opinión al respecto.

2.- El otro, es la tendencia lógica de negar las posibilidades no demostradas científicamente, cosa que sabemos que no siempre ocurre; pero de este modo también se les niega a estos humanos ciertas capacidades reservadas para nosotros, los humanos modernos, puesto que a aquellos se les compara con los monos, y conociendo su aversión al agua, no pueden parecerse a los individuos de nuestra especie que, día tras día, empujados por unas circunstancias, que bien podrían ser comparables si de lo que se trata es de sobrevivir, se arrojan al mar con el objetivo de encontrar una tierra, al alcance de su vista, con posibilidades de futuro.



avatar
Mergalon
Administrador

Sexo : Femenino
Edad : 66
Cantidad de envíos : 1131
Fecha de nacimiento : 21/12/1951
Localización : Las Rozas (Madrid)
Incrit@ el : 12/12/2007

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.