MITO Y REALIDAD DE LA COMIDA ENLATADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MITO Y REALIDAD DE LA COMIDA ENLATADA

Mensaje  leydygata el Dom 16 Ago 2009 - 0:11



El uso de envases metálicos es una de las mejores opciones para la preservación de los alimentos.

Existe una serie de mitos y aspectos negativos alrededor de la lata, que son infundados y falsos, originados por el desconocimiento de los procesos de producción y los beneficios de los alimentos así envasados.
La revista de la empresa Hojalata y Laminados S.A. de la ciudad de Medellin, Colombia, publicó los resultados de una encuesta, realizada entre médicos de diferentes especialidades y nutricionistas,
que dio como resultado muchas opiniones desfavorables respecto de los alimentos enlatados. Al analizar las respuestas se encontró que en su mayoría las opiniones carecían de fundamento científico y obedecían a la existencia de una serie de mitos originados en la falta de información.
A continuación se comparan los mitos urbanos y la realidad científica, entregando antecedentes que no dejarán de sorprender .



Mito:
Cuando un alimento enlatado se abre hay que retirarlo inmediatamente porque la lata puede producir intoxicación o envenenamiento.

la realidad:
Un envase de hojalata es un recipiente hermético y estéril hasta el momento de abrirse, ya que durante su proceso de enlatado debe someterse a un proceso térmico. Por eso, el hecho de tener que pasar un alimento enlatado a un plato es lo que hace que éste corra el riesgo de contaminarse, ya que probablemente el plato se encuentre contaminado. Una vez abierto, un alimento enlatado puede conservarse sin ningún riesgo dentro de su envase original por 3 o 4 días en el refrigerador.

Mito:
los alimentos enlatados contienen productos químicos usados para su conservación.

la realidad:
El principal medio de conservación de los alimentos enlatados es la temperatura aplicada durante el proceso de pasteurización o de esterilización. Además del alimento contenido se utiliza sal, azúcar, especias, ácidos naturales, almidones, etc., que son sustancias saborizantes o Estabilizantes autorizadas y que no ocasionan daño alguno al organismo humano.

Mito:
Algunos alimentos tienen a veces sabor "metálico". Eso quiere decir ¿que la lata traspasa sus características al alimento?

la realidad:
Los envases de hojalata tienen algunos componentes que ayudan a proteger el alimento contenido, como son el estaño y las lacas sanitarias. Su presencia depende de la composición química y las
características organolépticas del alimento envasado. En los envases de hojalata la interacción empaque-alimento es óptima, ya que estos componentes contribuyen a conservar y en muchos casos a mejorar las características del producto.

Mito:
Cuando se habla de conservas enlatadas se piensa que son productos muy viejos o que su vida útil ya ha pasado, porque llevan mucho tiempo en la estantería.

La realidad:
Los alimentos enlatados al encontrarse protegidos contra los gases y la luz, gozan de una vida útil extra larga. Sus fechas de fabricación y caducidad están especificadas en la parte posterior de cada envase.

Mito:
Cuando se bota el líquido en que están contenidos los alimentos enlatados se está eliminando parte de los nutrientes del producto.

La realidad:
No es necesario botar el líquido en que viene contenido el alimento enlatado, se puede adicionar a otras preparaciones ya que adquiere el sabor del producto. Al botarlo no se eliminan nutrientes ya que este liquido sólo se utiliza como cobertura.

Mito:
El alimento enlatado ha sido sometido a severos procesos de cocción, lo cual hace que los productos pierdan sus características iniciales.

La realidad:
El alimento enlatado ha sido sometido a procesos menos dañinos en comparación con los que se preparan a nivel doméstico , ya que la preparación industrial presenta un mayor control de la temperatura y de las condiciones higiénicas, así como también de la calidad del producto.

Mito:
El alimento procesado es menos nutritivo que los alimentos frescos.

La realidad:
El contenido nutritivo de los alimentos enlatados, con respecto a los alimentos
crudos preparados en el hogar, es similar. Además, ningún alimento puede
preservarse, cocinarse o mantenerse bajo refrigeración sin que se sacrifique, hasta cierto grado, su contenido de vitaminas. Actualmente, en la fabricación industrial estas pérdidas se han reducido, cuando mucho, a una tercera parte de lo que se pierde durante la preparación doméstica de los alimentos .

Mito:

un golpe en la lata hace que el producto se oxide.

La realidad:
La lata no debe tener abolladuras. Cualquier golpe fuerte puede crear
una abertura minúscula, por la cual el aire y los microorganismos pueden
entrar y afectar la calidad del alimento.

Mito:
Los alimentos enlatados pueden alterarse fácilmente.

La realidad:
La probabilidad de alteración de un alimento enlatado es muy escasa, y si llega a producirse, tiene lugar por lo general dentro de las primeras 72 horas después de su elaboración, lo que es fácilmente detectable, permitiendo a los empacadores realizar una adecuada selección y análisis de los productos que saldrán al mercado.


medidas generales entes de la seleccion o compra:

-Cuidar que el producto no tenga señales de óxido, que es muestra de
corrosión.
-Observar que el consumo del alimento se realice antes de la fecha de
caducidad indicada en la lata.
-Revisar que el recipiente no esté hinchado.

DE LA RED...........
avatar
leydygata
Forero Habitual
Forero Habitual

Sexo : Femenino
Edad : 52
Cantidad de envíos : 1064
Fecha de nacimiento : 24/11/1964
Localización : Colombia
Incrit@ el : 22/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.