COMO ESCRIBIR UNA CARTA DE DENUNCIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

COMO ESCRIBIR UNA CARTA DE DENUNCIA

Mensaje  María el Vie 24 Oct 2008 - 15:31

Esta red está formada por personas de todo el mundo que, ante situaciones concretas de violación de derechos humanos que requieren una respuesta inmediata, envían cartas, telegramas, mensajes por fax o correo electrónico a las autoridades pertinentes, solicitándoles adopten las medidas precisas para poner fin a esas situaciones. Los documentos que contienen las Acciones Urgentes, especifican la situación general de los derechos humanos en ese país y describen las peticiones concretas que deben contener tus cartas, telegramas, mensajes por fax o correos electrónicos, así como las autoridades a quienes has de enviarlas y sus direcciones.

Os adjunto una guía breve para escribir estas cartas; en ella encontrarás recomendaciones sobre su elaboración y cómo dirigirte a las autoridades. Amnistía Internacional respeta estrictamente Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, por lo que tus datos nunca serán facilitados, vendidos, cedidos o intercambiados con ninguna otra entidad, organización o empresa sin tu previa y expresa autorización por escrito. Os recuerdo que actuar rápidamente es esencial para las víctimas de violación de derechos humanos.

GuÍa para escribir cartas de llamamiento

La escritura de cartas, una de las técnicas de acción básicas en Amnistía Internacional, es una forma tan sencilla como efectiva de presión directa sobre las autoridades que violan los derechos humanos. Quienes colaboran y simpatizan con Amnistía Internacional envían sus cartas a jefes de Estado y otras autoridades políticas, a líderes cívicos o religiosos, a medios de comunicación. En caso de que no se puedan enviar muchas cartas a otros países, se pueden remitir a sus embajadas en el nuestro, desde donde se traducirán y remitirán, como es obligatorio, a la autoridad destinataria. A continuación se explican algunas generalidades o recomendaciones a tener en cuenta para dirigirse por escrito a cualquier gobierno, con el fin de interesarnos por una o más personas o por una situación particular. Al término de las mismas se incluyen ejemplos ficticios. Yo os proporcionaré el nombre de la autoridad a quien dirigirse, así como su dirección y el tratamiento que se ha de utilizar. No existen unas normas estrictas sobre como dirigirnos a autoridades de uno u otro rango. En general, una carta larga tendrá un saludo y una despedida mas formales que una carta breve. No obstante, las siguientes posibilidades siempre resultan validas:

Jefes de Estado Excelencia
Reyes u otros monarcas Majestad
Diplomáticos con rango de embajadores Excelencia
Jueces Ilmo. Sr. / Señoría
Autoridades locales o directores de prisiones Muy Sr. Mío
Mandos del ejercito Sr. Almirante / Sr. Capitán
Presidentes de gobierno, ministros Sr. Presidente del Gobierno / Sr. Ministro

Para una despedida breve vale con Atentamente o Muy atentamente; o también Respetuosamente. Y, de manera más protocolaria: Reciba Sr. Presidente (o bien Su Excelencia, o bien Su Majestad, etc.) la expresión de mi distinguida consideración. Otra forma podría ser: Le reitero, Sr. Embajador (o bien Sr. Ministro, etc.), mis más respetuosos saludos.
Quien escribe la carta ha de identificar a la persona que escribe. Además de nuestro nombre y dirección en la parte superior de la hoja, no esta de mas incluir intereses, estudios, profesión... Podemos mencionar cualquier relación que pueda existir con el país en cuestión (visitas realizadas, parientes o amigos residentes, etc.) y preocuparnos por la reputación del país ante la comunidad internacional. Todo ello da autenticidad a nuestro escrito y hace ver al gobierno al que nos dirigimos que personas muy diversas comparten un interés en los asuntos de ese país.
En ciertos casos se puede solicitar que no se cite a Amnistía Internacional en las cartas. Esto ocurre porque se teme que la mención pueda ser perjudicial para la persona o personas a las que se quiere ayudar.

Qué y cómo se escribe.- El poder de la carta esta en tu sinceridad, corrección y petición clara. No tiene que ser larga, ni estar primorosamente redactada, ni exponer profundos conocimientos de leyes o política. Lo más practico es que limitemos el mensaje a una cara de una hoja, incluyendo todos los datos necesarios del modo mas resumido posible. Procuraremos enviar cartas mecanografiadas; aunque, con letra clara y presentación cuidada, podemos escribir las cartas a mano. Por otra parte, escribiremos en nuestro idioma. Si conocemos bastante alguno de los idiomas que se hablen en el país, también podemos utilizarlo (los mas recurrentes en las Acciones Urgentes son el ingles y el francés). La carta debe seguir todas las instrucciones concretas que facilite Amnistía Internacional y hablar solo de lo que se pide. Si Amnistía solicita que se escriba para conseguir ayuda médica con la que atender a un detenido, nos ceñiremos a esa petición médica y solo a esa petición. Otros casos pueden ser, pedir la conmutación de una condena a muerte; o la celebración de un juicio en un plazo de tiempo razonable y con garantías, etc. Para que destaque en el texto subrayaremos o pondremos en mayúsculas el nombre de la persona o personas a favor de las cuales escribimos, especialmente si es posible que, en principio, el destinatario no entienda el idioma en que esta escrita la carta. La carta ha de demostrar respeto y cortesía; utilizaremos el trato de usted. No se trata de criticar a un gobierno, ni de expresar nuestras propias ideas políticas o sentimientos religiosos: se trata de ayudar a una víctima. Como es lógico, las autoridades no responden de buena manera a mensajes de desprecio o directamente insultantes. Una actitud positiva que podemos adoptar es dar un voto de confianza y pensar que las autoridades se prestan al razonamiento y al debate. Asimismo, nuestra carta ha de fomentar el dialogo. Tras realizar la petición sobre un caso concreto, pediremos que nos escriban respondiendo. Si es pertinente, podemos destacar la reputación de justicia y moderación del país (recordemos que los derechos humanos se violan en todos los países del mundo, no solo en los que mas aparecen en los medios de comunicación por tal motivo). También es importante ofrecer información precisa: mencionaremos suficientes detalles que muestren que conocemos lo sucedido (estos son los datos que forman parte de la Acción Urgente: nombres, fechas, lugares, hechos). Y seremos imparciales: no emplearemos palabras o expresiones políticas, dejaremos claro que nuestro interés por los derechos humanos y por el caso en particular no es de carácter político, sino que esta motivado por los principios básicos del humanitarismo y de las leyes internacionales. Si existen grupos armados de oposición en el país a cuyo gobierno nos dirigimos y estos grupos también cometen actos de violación de derechos humanos, podremos hacer evidente que nuestra actitud es humanitaria e imparcial desaprobando los métodos tanto del gobierno como de su grupo armado opositor. En ciertos casos cabe referirse brevemente a uno o varios artículos de un texto legal. A menudo la información dada por Amnistía facilita dichos datos, tanto el nombre de la Ley, Tratado, etc., como un breve entrecomillado referente a la circunstancia que afecta al caso por el que nos preocupamos.
Qué hacer si hay o no hay respuesta Tras un plazo de tiempo razonable, si no hemos recibido contestación del gobierno, podemos optar por enviar un recordatorio breve y cortes de nuestra carta. Algunos gobiernos suelen responder a nuestro llamamiento, pero otros ni siquiera nos contestaran con un mero acuse de recibo. Para poder responder adecuadamente en caso de contestación, es conveniente conservar siempre copia de las cartas que hemos enviado o, cuanto menos, mantener una lista de nuestros envíos. Y cuando recibamos respuesta, acusaremos recibo de la misma, por cortesía. Luego enviaremos copia de dicha respuesta (o el mismo original) a la oficina de la Sección de Amnistía Internacional, desde donde nos pueden sugerir temas para tratar en otra contestación formal. Esta copia u original es muy útil, puesto que permite a los equipos de investigación de Amnistía Internacional valorar cual ha sido el peso que todos nuestros llamamientos han tenido sobre el gobierno, y como continuar trabajando en el caso. A pesar de que las autoridades no reconozcan muchos de los llamamientos que les llegan, no nos desanimemos: siempre tienen presente el enorme volumen de cartas y el reiterado mensaje que en ellas viaja. Amnistía Internacional ha constatado la efectividad de los llamamientos, incluso de aquellos a los que inicialmente un gobierno no dio acuse de recibo. Todas las cartas tienen efecto, todas tienen parte del poder con el que se crea una presión colectiva, constante y fructífera. El hecho de recibir cartas de gente común y corriente desde todas partes del mundo, preocupada por lo que ocurre en un país o a una persona en particular, tiene un importante efecto sobre aquellos que quisieran encubrir sus crímenes bajo el anonimato. Hay muchos casos de personas que han sido liberadas, que se han librado de la tortura, o de la ejecución gracias, en gran parte, a este sencillo método de presión internacional: una carta.

Ejemplo de cartas:

(Yo os proporcionaría estos datos)

Ejemplos Republica de Tirania - "Desapariciones" forzadas en la Universidad.

El pasado día 2 de marzo "desapareció" de la universidad de Tirania un grupo de 9 personas, en el que se incluían docentes y alumnos. Entre los "desaparecidos" se encuentra la doctora Jeyumam Poguinamy, anteriormente detenida por sus actividades políticas frente al actual gobierno y conocida defensora de los derechos humanos en ese país. Este hecho viola, entre otros mundialmente reconocidos, el principio según el cual "Nadie podra ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado" (Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 9)

Se ruega escriban cartas cortésmente redactadas pidiendo información sobre el paradero de las 9 personas "desaparecidas", as¡ como la apertura de una investigación independiente para aclarar las circunstancias del suceso y exigir que los responsables sean puestos en manos de la justicia.

Sr. Legis Filax / Ministro de Seguridad Publica / Ministerio de Seguridad Publica / Plaza del Día de la Independencia, 4 / 012 AF 697 Tirania / Republica de Tirania.

Ejemplos de carta a emitir:

Ejemplo 1º.-

María Murillo Casas
C/ .............Madrid ESPAÑA
25 de marzo de 1995
Sr. Legis Filax Ministro de Seguridad Pública
Ministerio de Seguridad Pública
Plaza del Día de la Independencia,
4012 AF 697 Tirania
REPÚBLICA DE TIRANIA

Sr. Ministro: Soy profesora en la ciudad de Madrid. Me dirijo a Vd. para expresarle mi preocupación por la "desaparición" de varias personas entre el profesorado y el alumnado en la universidad de Tirania el pasado día 2. Según parece la doctora JENUMAM POGUINAMY, opositora pacífica al gobierno del que Vd. es parte e internacionalmente conocida defensora de los derechos humanos, se encuentra entre los "desaparecidos". Le solicito, Sr. Ministro, tenga a bien informarme de la situación de estas personas, as¡ como la apertura de una investigación exhaustiva e imparcial sobre este caso. Como Ministro de Justicia de la Republica de Tirania, me consta que no deja Vd. de tener presente el contenido del articulo 9 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: "Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado". Confiando en recibir prontamente noticias suyas, acepte Vd. mi atento saludo,

Firma....


Sin volver a repetir un supuesto texto informativo y supuestos datos de remitente y destinatario, se muestran a continuación dos ejemplos más, otra carta breve y una algo mas extensa.

(Ejemplo de carta corta)

Sra. Gobernadora: Le solicito atentamente que, por razones humanitarias, disponga la conmutación de la condena a muerte de [NOMBRE Y APELLIDOS], por la pena de prisión conveniente para afrontar el delito por el que fue juzgado.

Atentamente,


(Ejemplo de carta más extensa)

Sr. Ministro:

Me dirijo a Vd. en relación con el caso de la Sra. [NOMBRE Y APELLIDOS] quien, según he podido saber a través de Amnistía Internacional (organización mundial de derechos humanos, independiente en lo político, económico y religioso), se encuentra en huelga de hambre en la Cárcel de Distrito de Modor, con la intención de que se ponga fin a su aislamiento y se introduzcan mejoras en el régimen penitenciario, entre ellas un incremento de la dieta alimenticia.

Me causo gran preocupación saber que el trato que reciben los presos en esta cárcel es, al parecer, inhumano; la comida es insuficiente; y la atención medica, prácticamente no existe. Me dirijo a Vd., pues, para rogarle ponga fin a esta deprimente y durísima situación.

Estoy segura de poder esperar de Vd., además, que la Sra. [NOMBRE Y APELLIDOS] no sea castigada como represalia y que se le brinden los cuidados médicos que tan urgentemente precisa, dado su precario estado de salud.

Reciba Vd., Sr. Ministro, mis más respetuosos saludos.


Elige, entre tu circulo de amigos, alguien que estimes apropiado para que también ayude con sus cartas. Seguro que conoces a alguien con inquietudes como las tuyas respecto a los derechos humanos. Si el prisionero es un abogado o un medico y tienes amigos o conocidos que desempeñen una de esas profesiones, puedes interesarles en esta sencilla forma de trabajo a favor de los derechos humanos. Más aun, las cartas enviadas por asociaciones profesionales son especialmente efectivas. Probablemente no consigas que la asociación se comprometa pidiendo la liberación de un preso o expresando una mínima critica a un gobierno. Pero si puede escribir para solicitar más información sobre el caso o para ser puesta al día sobre la evolución del mismo. Sin que la asociación se comprometa de ningún modo, su carta si que causar efecto sobre el gobierno. Tampoco te contentes con acercarte únicamente a personas que creas que puedan simpatizar con la labor de Amnistía Internacional. Busca en tu entorno una persona a quien le guste escribir habitualmente. Todos conocemos a uno o dos escritores compulsivos de cartas, siempre dispuestos a bombardear a su amigos con cartas y notas de felicitación... o de animo ante la adversidad!


"Las raciones de comida aumentaban y las palizas disminuyan, pero cuando dejaban de llegar cartas, la comida repugnante y la represión empezaban otra vez"

Gracias por vuestra colaboración.[/justify]



Última edición por Maria el Mar 28 Oct 2008 - 12:26, editado 1 vez



María
Administrador

Sexo: Femenino
Edad: 41
Cantidad de envíos: 4243
Fecha de nacimiento: 25/09/1973
Localización: Madrid
Incrit@ el: 11/12/2007

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.